¿Qué es la Medicina Psicosomática?


 

La Teoría de la Medicina en el mundo occidental no ha tenido demasiado en cuenta los factores psicosociales en la etiología  de las enfermedades.

Somos seres sociales , biológicos y psicológicos , siendo la totalidad lo que enferma, parecería  obvio considerar que en todas las enfermedades coexisten éstos tres tipos de fenómenos , ya que éstos tres modos de abstracción están presentes en todas las manifestaciones humanas .

 

 

Sin embargo la llamada medicina “científico natural”, no soslayó éste hecho hasta los años 30 del siglo pasado aproximadamente, preocupada ,principalmente ,de objetivar y tratar “anomalías orgánicas”.

 

 

 La palabra “Psicosomática” se introdujo en Medicina para denotar las profundas influencias que experiencias vitales, estados emocionales, e incluso procesos cognitivos, tienen, para bien o para mal, en la salud y en el funcionamiento del cuerpo humano.

Hoy en día, el pensamiento psicosomático trata de superar visiones parciales y abstracciones reduccionistas, buscando la integración de manifestaciones biológicas y sociales en una comprensión unitaria de las personas.

 

En sus aplicaciones concretas, podemos distinguir la Psicosomática como ciencia básica, como orientación médica y como práctica clínica.

Como ciencia básica, la Psicosomática tiene por objeto observar e interpretar las relaciones entre estados, procesos y acontecimientos psicológicos y biológicos, tal como son influenciados por el medio ambiente físico y social.

La psicooncología, la psiconeuroendocrinología, la psicoinmunología , la investigación psicosocial del estrés son algunas de sus ramas más conocidas en la práctica clínica.

Entendemos que el proceso psicosomático, presente en todas las enfermedades, frecuentemente  requiere una intervención de tipo psicológico, tanto para beneficiar la evolución del proceso patológico, como para acelerar la rehabilitación y prevenir las recidivas.

Afín a lo que se ha denominado Antropología Médica, la Medicina Psicosomática es sumamente práctica y se apoya en los postulados que derivan tanto de la moderna experimentación científica como de la sabiduría clínica milenaria.

 

 Resumiendo podemos definirla como una manera de practicar la medicina que tiene en cuenta los factores biológicos, psicológicos y sociales  en el diagnóstico, tratamiento y prevención de toda enfermedad.

 

 

Como orientación médica, la Medicina Psicosomática surge en reacción a las tendencias reduccionistas de la medicina moderna, representando una actitud o estado de opinión que insiste en considerar a las personas en su totalidad, atendiendo no sólo a los datos meramente biológicos sino también a sus circunstancias sociales y psicológicas.

 

 

“La enfermedad física no sólo afecta a los órganos que funcionan de modo incorrecto sino, también, al comportamiento de las personas que lo padecen…. Este comportamiento influye en el desarrollo de la enfermedad  y en la calidad de vida de las personas afectadas “.   O.M.S., 1993