Mamá grabamé”: los vídeos, el nuevo juego de la generación “pre-youtuber”


Los vídeos, el nuevo juego de la generación “preyoutuber”

 

 Tienen entre 3 y 9 años y ya se graban en vídeo  como parte de sus juegos cotidianos., algún@s lo hacen directamente por su cuenta, suben sus vídeos a sus propios canales en YouTube y en otras redes sociales. 

 

 

Otros ya son “prosumidores”, que producen y a la vez consumen contenidos. Muchos les piden a sus madres y images-1padres  que los filmen y después compartan los vídeos en las redes sociales.

Se graban como si fuera un juego. Usan distintas plataformas y sus habilidades tecnológicas no dejan de asombrar a los adultos.

 

 

 

Han llegado  los “pre youtubers”.

 

 

Según el informe Kids online publicado en este año por UNICEF, 6 de cada 10 niños y adolescentes  se comunican usando teléfono móvil  y 8 de cada 10 usan Internet.

 Lo que más sorprende es la edad de inicio. Hay niñ@s   de 3 años que ya usan YouTube, no saben leer ni escribir, pero manejan la tablet. La diversión pasa primero por YouTube,lo prefieren a cualquier  juego. Rápidamente  detectan el icono y acceden.

En Youtube hay videos tutoriales protagonizados por niñ@s de todo tipo, aunque los que triunfan, tienen que ver con las manualidades y los trucos de belleza,  hay niños que desvelan sus secretos y muestran su pericia con los videojuegos y algún@s que a pesar de su corta edad son auténticos filósofos de la vida, como el famoso Kid President’s, que ya cuenta con más de un millón de seguidores. 

Entre las razones de su éxito: la naturalidad, la soltura con la que hablan, la inocencia. Entre su público: niños que se sienten identificados  y mayores encandilados con la simpatía de l@s pequeñ@s. 

Sin embargo,:  ¿está bien permitir a los niños entrar en este mundo inmenso  y depredador? ¿Están preparados los niños para enfrentarse a las críticas, los comentarios (muchas veces crueles y a menudo destructivos) que circulan por la red?

 

images

 

Hemos oído mucho acerca de los peligros a los que se enfrentan los niños en la red. Y sin embargo les dejamos campar a sus anchas por ellas y hasta  les animamos a convertirse en estrellas. Si los adultos a veces sienten la presión y la responsabilidad cuando tienen tantos seguidores… ¿cómo lo llevarán los niños? Porque hay niños a los que siguen miles y miles de personas. Como el ejemplo de Kitty Sweety. En su canal, ella nos enseña a hacer pulseras, nos explica cómo jugar con l@s compañer@s en el patio del colegio . Sólo le falta club de fans , o ya lo tiene?.

Un estudio realizado recientemente  por Smarty Pants concluyó que  en Estados Unidos, YouTube es la marca “más querida” por l@s niñ@s de 6 a 12 años, por encima de Oreo y de Disney.

El consumo de videos  aumentó  más del 66% en 2015. En julio de este año se lanzó en España  YouTube Kids, una plataforma para niñ@s de 2 a 8 años. Por el momento no permite la subida de videos, únicamente su consumo.

Para crear su propio canal, deberían tener más de 13 años, aunque se están viendo familias que lo lanzan en conjunto, una tendencia mundial  que  no es tan fuerte en España , por el momento,  o niñ@s  que crean sus canales con la supervisión de los padres, que es lo sugerido ( si no hay mas remedio) por los especialistas.

Como los adultos suelen ayudar en la grabación y edición, no hay datos concretos  de la cantidad de contenidos creados exclusivamente  por pequeñ@s.

Primero fueron los actores, luego las modelos, los participantes de reality,  ahora aparecen  los youtubers como  modelos a seguir. Parece un fenómeno de nuestra de época, de viralización.

 Entra el juego el sentimiento de:

“’yo también puedo ser famos@, yo también puedo filmarme’”.

La ilusión que da YouTube es que tod@s pueden ser famosos, pero quizá  lo preocupante es que sea eso a lo que aspiran , porque no podamos ofrecerles expectativas de futuro más motivadoras.

 

Los ejemplos son cada vez más. Desde Justin Bieber : a los 12 años participó en un festival escolar, su mamá publicó el vídeo, que casualmente vio un ejecutivo de un sello discográfico, hasta el fenómeno de Ryan Toys Review, un canal protagonizado por un niño de 4 años!!!, que durante Julio de 2016 superó las 585 millones de visualizaciones.

Esta tendencia  incluye aplicaciones como Video Star y Musical.ly. L@s niñ@s  las usan para grabar coreografías, mientras hacen la play-back. También Dubsmash , para doblar las voces de los famosos y canciones. Además, filman y editan vídeos desde las redes sociales como Instagram y Snapchat, que se “autodestuyen” tras ser publicados.

 

 

 

Ante tanta exposición,

los adultos podemos sentirnos desorientados.

 

 

 

 

Hay que estar atentos a lo que están haciendo, lo fundamental es la presencia de adult@s. Si está acompañando, y está presente, los contenidos van a ser mucho más acordes a la edad,  no  un control represivo, pero si que haya un “ida y vuelta”, una comunicación constante con los padres madres u tras figuras de referencia.

Se  recomienda jugar con l@s niñ@s, pero sabemos que en el día a día,  ésto no es fácil. Aún así tenemos que procurar no “quedarnos fuera”,porque muchas veces l@s adult@s nos quejamos pero  no hacemos  un mínimo  esfuerzo por involucrarnos y tratar de entender.

 

 Todas las personas menores de  25 años son nativos digitales. Muchas veces resuelven situaciones con una velocidad que no podemos alcanzar.

 Al parecer, la clave está en no   quedarnos en el asombro, y tener siempre en mente que l@s niñ@s  pueden saber mucho  de dispositivos, pero no de cuidados, de lo que les conviene y lo que no ,y en que medida.

 

¿Qué podemos hacer? Da la sensación que la cosa se nos está yendo de las manos !

pero podemos intentar:   

* Analizar qué pasa con las pantallas en casa: qué hacemos l@s adult@s con los dispositivos, cuánto tiempo los usamos y para qué.

*Luego, reflexionar sobre l@s niñ@s: el tiempo de uso, a qué edad pueden acceder sin un adulto al lado, qué pueden hacer y que no.

* Hablarles  de la huella digital: que todo lo que “posteen” queda en la Web para siempre.

* No subir información del colegio , de la casa, ni cosas íntimas familiares, como nombres y fotos.

* Permitir el acceso solo entre amigos (que conozcan personalmente) y familiares.

 

images-3

No todo está perdido, no todos l@s niños y adolescentes aspiran a triunfar como youtubers, o personajes de reality.

Evitemos , también en este caso, los estereotipos.

Sin duda existe la necesidad de promover cambios, especialmente desde los ámbitos educativo y familiar ,  de recordar  la importancia de la difusión de valores que no estén centrados en el consumo

 

images-2

cambios que  formen a los jóvenes como ciudadan@s defensor@s del medio ambiente,equitativ@s,empáticxs, tolerantes, solidari@s  y dotad@s de responsabilidad.

Es evidente la necesidad de que se flexibilice el sistema educativo, así como la realización de actividades dirigidas a la motivación por los estudios y la prevención del fracaso escolar,puede que el rol  de orientador en muchos casos resulte  deficiente o   no se esté cumpliendo del todo en los colegios , la falta de motivación  influye en la incertidumbre y el temor y las  dudas sobre el futuro.

Recuerdo una anécdota ; una chica pregunta a una trabajadora  de una residencia infantil que ha estudiado para trabajar allí, la mujer , con formación universitaria, bromeando ,pero sin exagerar ni un ápice  ,le contestó que tenía dos masters , la joven respondió :  “¿ no es un desastre estudiar tanto para acabar doblando pijamas?¿Cómo vamos a tener nosotras  ganas de estudiar?” 😉