El confinamiento lo mejor posible con niñ@s pequeñ@s y adolescentes-


Afrontar el confinamiento lo mejor posible  con niñ@s pequeñ@s y adolescentes-

 

Apenas hemos cumplido una semana con l@s niñ@s encerrados en casa , los quince días que  inicialmente se planteaban , es más  que probable que se alarguen.

 

 

No disponemos de estudios sobre las secuelas psicológicas que pueden resultar de confinamientos como el que nos toca vivir, pero si parece suficientemente contrastada la importancia de mantener ciertas rutinas , especialmente para las y los pequeños

 

 

Apreciamos también que , por ahora,  las repercusiones mas estresantes las estamos sufriendo  las personas adultas, encargadas de promover una convivencia en armonía,  ocupándonos de las tareas de cuidado , de la casa , de asumir enseñanza y entretenimiento de l@s peques y,  en muchos casos, también  trabajando desde casa.

 

 

Como si fuera poco , a esto se une el temor de muchas madres y padres a las consecuencias pisicólogicas , o comportamientos preocupantes que pudieran resultar en las criaturas a causa de éste confinamiento sin plazo y obligatorio.

La situación  es  nueva, desconocida , nunca habíamos pasado por algo similar ,  aún no tenemos a nuestra disposición ningún resultado de los datos que a nivel mundial se estrarán recopilando, pero si podemos intentar anticipar lo que puede pasar en función de lo que sabemos del comportamiento  infantil.

Sabemos lo que ocurre en casos de largos procesos de hospitalización,  o de estar en  casa a causa de una enfermedad ,  pero estos casos tienen dificultades completamente diferentes , no es en absoluto comparable a lo que estamos viviendo..

L@s pequeñ@s  entienden y comprenden más de lo que creemos ,  es muy importante decirles la verdad, siempre procurando adaptar el lenguaje,  de forma que puedan interpretar y asimilar  la información

 

 

 

 

 

 

Podemos decirles que existe una enfermedad que se está extendiendo muy rápidamente, que no parece especialmente grave , pero que puede hacer que mucha gente enferme a la vez y ahí está el peligro, porque no cabríamos todos en los hospitales, no habría suficientes doctoras,  ni enfermeros , ni camas, por eso  toca quedarse en casa, para que no se enferme nadie mas ,  y también podemos  decirles que se puede disfrutar del hogar , por el bien nuestro y de quienes nos rodean.

Explicarles  ,de forma didáctica ,  la importancia de lavarse las manos , como funciona el virus , como si fuera un juego,  haciendo educación para la salud,  pero sin asustarles y , si es posible , de forma divertida.

Decirles que estar  en casa será una oportunidad para muchas cosas ,  se podrá establecer un horario para hacer deberes y también para jugar, éste punto , establecer unas rutinas es de vital importancia para que no perciban su vida como un caos .

Esperamos que un encierro de dos o tres meses, como el que hemos visto en otros países, no  vaya  a tener repercusiones psicológicas destacables a largo plazo en los y  las menores. Se espera que éstas sean temporales , que  desaparezcan cuando acabe el confinamiento , aunque no disponemos de  estudios sobre confinamientos como el actual, entendemos que no tiene  porque haber  secuelas a largo plazo , especialmente si cuidamos las rutinas , por eso queremos evitar que sufráis , también , angustia por este temor-

 

 Hay varios factores a tener en cuenta , el momento personal en que nos encontramos,  las condiciones de la vivienda en la que llevemos a cabo el encierro, el número de personas…

Al principio  en algunas niñas y niños  puede aparecer una reacción de miedo, de ahí la importancia de explicarles , para evitar el miedo a lo desconocido.

 

 

 

Pueden pensar que el coronavirus es un monstruo, puede que sufran pensando que puede pasar algo malo a mamá , a papá, a las personas de la familia , el miedo irá desapareciendo a medida que les vayamos explicando, pero hay que saber  que pueden aparecer otro tipo de reacciones.

 

En una fase posterior  pueden llorar o enfadarse por cosas que no tienen mucha importancia. estar irascibles, puede aparecer la tristeza, sabemos que l@s pequeñ@s expresan la tristeza  de otra manera , con irritabilidad , rabietas, a veces,  agresividad,  pueden presentar comportamientos disruptivos ,”  portarse mal”,  es su forma de revelarse contra lo que está ocurriendo.

Probablemente a partir de la segunda semana aparezcan signos mas pronunciados , llevamos muy poco tiempo de confinamiento, lo que les pasa ahora , aunque empiece a resultar insufrible para l@s adult@s, se parece más a las reacciones infantiles habituales,  cuando no se puede salir durante el fin de semana porque llueve, por ejemplo.

Esperamos que un encierro de dos o tres meses, como el que hemos visto en otros países,  no  vaya  a tener repercusiones psicológicas destacables a largo plazo en los y las menores. Se espera que éstas sean temporales , que  desaparezcan cuando acabe el confinamiento , aunque no disponemos de  estudios sobre confinamientos como el actual.

Lo que si estamos en condiciones de afirmar y queremos insistir  es en  que tenemos que mantener las rutinas, de lo contrario pueden  aparecer  algunos problemas

Las personas  somos seres de costumbres ,  necesitamos rutinas , nos dan cierta sensación de control  , de  seguridad, y a los niños aún más.

Se trata de marcarles horarios dentro de una flexibilidad, sin obsesionarnos,  alternar momentos  para realizar tareas escolares, por ejemplo , con otros para  juegos y diversión.

Intentar mantener el ejercicio físico, es importante hacer con ellos actividad física de forma regular, e intentar   evitar que toda la semana sea igual, seguir distinguiendo  entre días de semana y  fines de semana.. Que no sean los siete días iguales es tan importante para niños y niñas como para adult@s.

 

 

Aunque no podamos salir, habría que relajar las rutinas en fines de semana.

 

L@s menores necesitan entender lo que está ocurriendo para rebajar el estrés y la angustia,  es clave que los mantengamos informados de cómo continúa la crisis, que dice el Gobierno , o los expertos y por qué se prolonga el encierro, siempre haciendo un esfuerzo para adaptar las explicaciones a su edad .

 

 

Es positivo y necesario  promover  y mantener sus relaciones, aún dentro del  encierro,  compensar la falta de relación con sus amigos y conocidos, dentro de nuestras posibilidades , podemos hacer llamadas,  videoconferencias  con sus amigos del cole, enviar y compartir fotos… Que los grupos de Whatsapp  de padres y madres sirvan para poner fotos o vídeos de lo que sus amigos están haciendo.

 

 

 

 

El  contacto con otras personas es una  de las cosas más gratificantes que hay,

por eso todo esto es especialmente doloroso.

 

 

 

 

 

 

 

 

En cuanto a pre-adolescentes y jóvenes  nos enfrentamos a otro desafío , la población joven considera menos serios los riesgos para la salud en general.

En el caso de  adolescentes y jóvenes hasta los 25 años , se podría explicar , desde un punto de vista neurológico , porque aún no se ha completado el  desarrollo del lóbulo frontal del cerebro , esto es  lo que hace que no perciban el peligro igual que los adultos , y eso podría explicar una  mayor prevalencia de conductas de riesgo para la salud en general en este grupo de la población.

Quizá algunos  mensajes que han indicado en un primer momento , como que el coronavirus afectaba más a personas mayores, han contribuido a que much@s jóvenes sientan que ésto no va con ell@s, que no perciban el riesgo y por eso,  no vean la necesidad de hacer ningún cambio  sus comportamientos-

 

 

 

 

 

Sienten que tienen mucha salud, no se han visto amenazad@s ,  y pueden sentirse más invulnerables que una persona mayor, en éste sentido podemos ayudarles apelando a la solidaridad, señalándoles la importancia de saber que  pueden ser portadores asintomáticos de la enfermedad y afectar gravemente a las abuelas, abuelos  y a otros grupos de riesgo -.

 

 

“Que la vida iba en serio

uno lo empieza a comprender más tarde

–como todos los jóvenes, yo vine

a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería

y marcharme entre aplausos

–envejecer, morir, eran tan solo

las dimensiones del teatro….”

de “No volveré a ser joven “.Jaime Gil de Biedma.(Poemas póstumos, 1968)

 

 

 

 

 

 

 

 

Como humilde consejo a madres ,  padres, y cuidador@s , rebajar la autoexigencia , no se puede hacer todo ,  no podemos cubrir todas las necesidades , l@s niñ@s pasan entre  el colegio y las actividades extraescolares muchas horas al día fuera de casa ,no podemos mantener ese ritmo, no tenemos que sustituir eso, NI FALTA QUE HACE .

 

 

 

Tampoco podemos pretender  dar el 100%  en otras áreas como antes, si ahora compaginamos todo con los cuidados y de forma mucho  más intensa-


Podemos llegar a sentirnos muy estresad@s cuando  nos exigimos en todas las áreas lo mismo que dábamos antes., las circunstancias han cambiado-

 

La incertidumbre sobre la evolución de la epidemia es el principal motivo de angustia al que nos enfrentamos, ya sea confinados en casa,  o desarrollando profesiones que no se pueden dejar de ejercer.

Espero ayudaros un poquito, aunque mas no sea a pasar un ratito leyendo .

 

 

 

 

 

Mucho ánimo !!!!!, salud , fuerza y alegría ¡!!