CONFINAMIENTO Y SALUD MENTAL


CONFINAMIENTO Y SALUD MENTAL  ¿SECUELAS PSICOLÓGICAS?

 

 

 

Quedarnos en casa es en éste momento es una medida imprescindible para contener la epidemia del covid-19.

Como con todas las cosas que nos ocurren a lo largo de la vida , podemos elegir como afrontarla, podemos  afrontarla  de una manera más negativa o positiva.

Podemos atender selectivamente solo a lo que supone el confinamiento como  privación de libertad , entonces nos sentiremos encerrad@s , lo pasaremos muy mal.

También podríamos mirarlo como una ocasión para hacer lo que normalmente no hacemos,  leer más,  escuchar música, hablar más con  familiares y personas queridas ,  cocinar, hacer cosas pendientes en casa desde hace mucho tiempo, estar más tiempo con nuestras mascotas, etc-

 

 

 

 

Es vital intentar mantener la tranquilidad y el espíritu positivo , de ese modo también nos protegemos y protegemos a los demás, es probablemente tan  importante como lavarnos las manos,  llevarlo con toda la alegría de la que seamos capaces.

Las nuevas tecnologías nos pueden ayudar a estar en contacto con nuestros seres queridos sin necesidad de exponer nuestra salud. Hay que hacer un esfuerzo por mantener la armonía entre nosotros, evitar la irritabilidad que a veces genera sentirnos encerrados ,  entender que vamos a estar tiempo juntos y todos podemos poner de nuestra parte para hacerlo más agradable.

 

 

 

 El estar encerrado es una situación objetiva pero también una sensación subjetiva que podemos controlar. Es mejor elegir pensar  que preferimos no salir porque es la mejor forma de cuidarnos y cuidar a los demás, que elegir pensar que no nos dejan salir, que estamos pres@s .

 

 

 

Para conseguirlo no es muy recomendable estar continuamente pendiente de los datos de la epidemia , por el contrario, se nos hará insoportable.

 

 

Está claro que una situación de éstas características  genera distintas reacciones y efectos secundarios en el estado de ánimo de las personas , por tanto entendemos que la situación nos dejará secuelas psicológicas-

 

 

 

 

 

PERO NO NECESARIAMENTE TODAS SERÁN NEGATIVAS!!

 

 

 

                                                              

Lo que más nos afecta es la incertidumbre: cómo evolucionará la epidemia, qué impacto tendrá sobre la salud ,  qué efectos económicos y sociales tendrá en nuestro país  cómo todo esto nos afectará  a nosotr@s mism@s  y a nuestro entorno .

Para mitigar la incertidumbre está la información , veraz y sencilla de lo que vamos sabiendo hasta ahora de la  enfermedad.

 

 

 

 

 

También ayuda fijarnos en los gestos de solidaridad, las buenas acciones.

 

 

 

Siempre hemos oído que en  las situaciones duras y de emergencia , el estar bajo presión,  saca lo mejor y lo peor que tenemos las personas , y efectivamente estamos viendo cosas bastante feas ,  como que se aproveche para robar viviendas que se encuentran vacías  y que se sabe que no van a ser ocupadas por que la gente no puede desplazarse, hay quien intenta beneficiarse prometiendo remedios milagrosos, también se generan bulos , noticias falsas, y hasta un mercado negro de artículos imprescindibles..

 

 

 

 

 

 

Si embargo asistimos también a comportamientos que emocionan:   profesionales de la sanidad pública,  los servicios sociales , cuidadores , personal de limpieza y todos los que no pueden permitirse permanecer en casa. dando lo mejor de sí mismos, personas ofreciéndose para ayudar ,  gente saliendo a los balcones para aplaudir a nuestros héroes y heroínas  cotidianos-

 

 

 

 

 

 

Experimentamos también miedo, un miedo absolutamente normal ante algo que no conocemos y que puede resultar muy dañino.

Tenemos que intentar que el miedo no sea demesurado , escuchar a los que saben un poco mas , seguir las indicaciones para  prevenir los contagios

 

 

 

 A veces nos equivocamos porque infravaloramos la amenaza , dejamos de cuidarnos y de cuidar a los demás , otras veces  entramos en pánico y saturamos los servicios sanitarios.

 

 

 

Es importante guardar un equilibrio, mantener la calma, tener una preocupación moderada que se traduzca no en terror  sino en prevención.

Ya sabíamos que el confinamiento produce efectos psicológicos negativos,  confusión, irritabilidad , EPT.. la intensidad de los estresores se asocian a  una mayor duración del confinamiento,  miedo a infectarse,  aburrimiento, frustración, suministros inadecuados o insuficientes ,  desinformación, estigma, perdidas económicas

 

 

El impacto psicológico del aislamiento es amplio, sustancial y puede ser duradero. Los expertos, sin embargo, consideran que este recurso es útil, ya que podrían ser peores los efectos psicológicos de permitir que la enfermedad se propague.

El manejo psicológico de la cuarentena debe ser realizado con cuidado, porque privar a las personas de su libertad para el bien público en general es a menudo polémico. En un caso como el actual, en el que el aislamiento es fundamental, se deben tomar todas las medidas para garantizar que esta experiencia sea lo más tolerable posible para la población.

 

 

 

 

 

La comunicación es  imprescindible , las personas deben saber qué está sucediendo, por qué y cuánto durará,  se les  deben proporcionar actividades significativas para que realicen mientras están confinadas ,  asegurar suministros básicos, entre los que se encuentran los alimentos, el agua y la asistencia médica.

 

 

El paro obligado  también produce en las personas las lógicas preocupaciones sociolaborales. Aparte de una merma general de poder adquisitivo, en muchos casos también se producirá la pérdida del puesto de trabajo. Los  encargados de implementar la cuarentena, funcionarios que están empleados , y generalmente tienen una seguridad laboral deber recordar las circunstancias de otras personas  .

 

 

 

 

 

Durante éstos días se han enumerado una  serie de mensajes clave:

 

 

 La información es fundamental, las personas en confinamiento necesitan comprender los motivos de esta medida. La comunicación debe ser efectiva y ágil

 

Se deben proporcionar suministros generales y asistencia médica

 

La cuarentena debe durar el mínimo tiempo necesario y alargarse del periodo inicial solo si es absolutamente necesario.

 

El aislamiento voluntario se asocia con menos angustia y menos complicaciones a largo plazo, mientras que la imposición de una restricción de libertad provoca más efectos adversos.

Las autoridades sanitarias deben enfatizar la elección altruista de autoaislamiento.

 

 .

Rutina y disciplina, una serie de comportamientos y acciones que estén ordenadas en el tiempo. Ese orden mental nos ayudará tener tranquilidad , el confinamiento es una situación anómala y complicada .Sabemos que en Wuhan (China) el 40% de las personas aisladas han sentido algún síntoma de ansiedad.

La  disciplina,  hace referencia a la capacidad de proponernos  una tarea y cumplirla; por ejemplo, leer todos los días un capítulo de un libro , o realizar una sencilla tabla de ejercicios, cumplirlos favorece sentimientos de valía personal, y ayuda a  sentirnos más segur@s y tranquil@s

 

 

También , mas que nunca , hay que recalcar  la necesidad de tener muy en cuenta a las personas que están solas,  la importancia de llamarles de forma frecuente para evitar que sientan más aún la soledad.

 

 

 

Atender la salud mental de la población y la defensa de la Sanidad Pública debería ser un consenso incuestionable y  no  depender de ninguna ideología.

 

 

 

Lo que está pasando puede ayudarnos a reflexionar sobre varias cosas importantes: Lo vulnerable que es nuestra salud; lo importante que es cuidarnos; la idea de que la salud es un bien común,  e interrelacionado, ante el individualismo que  impera podemos advertir la responsabilidad que tenemos respecto a la salud de todo nuestro entorno,  la importancia  de la solidaridad , de la comprensión,  de la empatía .

 

 

Si estamos  infectados o somos sospechosos de estarlo, quizá por fin podamos saber lo o duro que es sentirse estigmatizado , y cómo durante mucho tiempo hemos sido crueles con personas con problemas de salud,  como la infección por VIH que no eran más culpables de tenerla que una persona con Coronavirus.

 

 

 

Otra  secuela estupenda sería invertir en mantener la Sanidad Pública , comprender la importancia de los equipos multidisciplinares formados por todo tipo de profesionales sanitarios incluidos los más olvidados , como fisioterapeutas y psicólogos , dentro del sistema sanitario, sin los cuales no puede haber una atención digna e  integral a las personas.

 

 

Quienes han privatizado la sanidad, y reducido el gasto sanitario también necesitarán  de la Sanidad Pública si resultan contagiados,  y les tranquilizará saber que se les da la mejor atención posible ,  y que se le trate como creen que merecen. ¿No sería una secuela maravillosa  que  aprendan y no  olviden nunca más  que la sanidad no es un negocio?

A pesar de los golpes que ha recibido  nuestro sistema sanitario público  seguimos teniendo a los mejores profesionales , sigue siendo universal , de manera que ninguna persona por pocos recursos que tenga tiene que vivir con el miedo a no ser atendido si enferma como sucede en países como Estados Unidos.

Si aprendemos lo suficiente de lo que nos está sucediendo, saldremos reforzados psicológicamente a nivel individual, social y  con unos servicios mejorados.